Nro. 21 - Extinguish me

.




De vez en cuando ella reía, porque de vez en cuando soñaba con paisajes paradisíacos, con aromas de flores hermosas, con un cielo siempre azul lleno de nubes con formas tontas.
Encerrada en su cuarto de grises paredes, escribía en la suciedad poemas para amar que luego borraba con lágrimas hasta dejarse naufragar.
Perseguía sus deseos cual hada emborrachada. Intentaba escapar pero nada la salvaba.
Cuando la lluvia golpeaba esa única ventana se sientían los suaves sollozos dentro de su alma.

Ver su cara era ver un fantasma. Perdida en sentimientos que jamás sintió. Muere un poco cada día y se desgasta intentando vivir.
Encerrada en su cuarto de grises paredes, cierra los ojos y se rinde a soñar.

1 comentarios:

Xaj 28/5/10 12:42 a. m.  

Por ello, abrir la ventana. Los fantasmas gustan del cafè con leche y las ventanitas a medio abrir.

No màs gris. No más pared.

Saluditos.

Acerca de mí

Mi foto
Cara Y Seca. Chaotic Neutral. Sedada lo suficiente.

Lectores de esta historia.

Quizás pasaron por acá..